CAPSiDE hace una labor continua de evaluación de proveedores, ya que elegimos o recomendamos donde alojar los proyectos de nuestros clientes según las necesidades y las limitaciones, tanto técnicas como económicas que puedan existir.

La evaluación de un proveedor no es un simple “proceso de aprobación”, sino una tarea continua. Una vez estamos operando plataformas de clientes en un proveedor nos encontramos con el verdadero proveedor.

Los 6 puntos principales que vigilamos constantemente son:

1- Honestidad y Transparencia

Bad things happen“: centros de datos caen, se desenchufan cables por accidente, un operador comete una equivocación, etc.

Pedimos al proveedor que sea totalmente transparente cuando haya fallos y que no los intente ocultar, ya que la verdad aflora con el tiempo, y la posible ocultación puede hacernos desconfiar.

Nuestros clientes no son tontos y nuestros ingenieros tampoco, por lo que esperamos que los informes de los proveedores sean claros, concisos, aporten la información relevante e interna necesaria y que propongan soluciones para corregir los problemas. Esperamos que las acciones se planifiquen y se vean ejecutadas, tanto en el corto como en el largo plazo.

2- Calidad del hardware

El hardware es el elemento final donde se está ejecutando nuestra aplicación.
Es muy importante usar hardware de calidad.
Muchos proveedores ofrecen precios muy atractivos a primera vista en base a usar hardware clónico, procesadores de escritorio, memoria de mala calidad, discos duros de escritorio, RAID por software y un largo etc.
No sólo es la calidad de los servidores la que se ha de vigilar: el switching, la refrigeración, SAIs…

La calidad de estos elementos es crucial para tener una disponibilidad correcta. Hay proveedores que hacen grandes sacrificios para reducir al menor precio, y eso acaba comportando compromisos, que están “ocultos”.

3- Calidad técnica del personal

El proveedor puede tener el mejor hardware del mercado y la mejor infraestructura, pero no será capaz de dar un servicio de calidad si el personal no tiene la formación y la capacidad adecuada para desempeñar su trabajo. La capacitación y experiencia del equipo y la inversión en formación contínua que haga la empresa, son vitales para garantizar la calidad del servicio ahora y en el futuro.

4- Coste de gestión

No todo reside en la capacidad de gestión técnica. Cuantas menos facilidades tiene el proveedor para transmitir los datos electrónicamente (integrarse con sistemas de otros, es decir, disponer de APIs), más capacidad necesitamos nosotros para gestionar, y por tanto más coste repercutido al cliente.

5- SLA

Una reclamación de SLA debe atenderse de manera clara y pronta.
Las SLA tienen que ser claras, y la manera de compensar y bajo qué situaciones también. Es preferible que el proveedor tome proactivamente la acción de compensar por incumplimiento de SLA en el caso que se incumpla.

6- Reacción ante problemas

Tenemos un dicho en CAPSiDE: “los clientes no nos llaman por capricho”.
Si un cliente nos llama le escuchamos e intentamos entender lo que nos está intentando comunicar.

Tenemos claro que los clientes no suelen tener el mismo nivel técnico que nuestros ingenieros y exigimos que los ingenieros sean conscientes de ello, no esperando recibir una descripción técnica detallada del problema. Hay que esforzarse en entender qué es lo que preocupa al cliente y qué necesita: “el cliente no está llamando porque está aburrido”.
Echad un vistazo a una de nuestras ofertas de trabajo.
¿Qué es lo primero que se aprende en CAPSiDE?

Cuando nosotros llamamos a un proveedor esperamos un trato con la misma filosofía.
Esperamos que el proveedor entienda que nosotros llamamos con un problema que no está dentro de nuestro alcance poder solucionar y que ya hemos diagnosticado hasta donde hemos podido llegar. Con esto, determinamos que la última parte de la solución recae en el proveedor, y esperamos que la comunicación sea eficiente, ya que pasa entre técnicos, que deben ser capaces de comunicarse en lenguaje técnico. Esperamos que el proveedor entienda que está añadiendo tiempo a la solución de un problema que ya está diagnosticado, y que el tiempo va en contra de los intereses del cliente final.

Evaluación de proveedores y posición neutral

Por desgracia estos principios tan simples no se dan en muchos proveedores, y son dinámicos, viéndose alterados por múltiples circunstancias: compras, contratación, cambios de dirección, crecimiento o decrecimiento, etc.

Desde hace tiempo evaluamos constantemente a nuestros proveedores, manteniendo una posición neutral en nuestra elección, delegándosela al cliente en muchos casos, ajustando el proveedor a las necesidades del cliente.

TAGS: proveedor

speech-bubble-13-icon Created with Sketch.
Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*